header photo

¡DONE HOY PARA MANTENER AMÉRICA LIBRE!

                           

Frank E. Polo, Sr., nació en Ciego de Ávila, Cuba, el 8 de febrero de 1972.

Cuando tenía 8 años sucede el escape masivo de cubanos desde Cuba, conocido como el Éxodo del Mariel, viviendo y presenciando una serie de eventos que le dan consciencia sobre las injusticias imperantes en el sistema cubano. Esto despertó su pasión por las leyes y por hallar métodos efectivos para prevenir abusos y defender a los oprimidos y las víctimas del poder.

Frank soportó persecuciones, hostigamiento y represalias por parte del gobierno cubano; circunstancias que lo llevaron a atreverse a arriesgar su vida para no regalarle su dignidad a la dictadura cubana.

Con 22 años, se escapa en balsa desde Cuba y es capturado por la Guardia Costera de los EE.UU. Durante los diez meses que estuvo confinado en la Bahía de Guantánamo ("GITMO"), sin certezas sobre su futuro, fijó su mente en lo necesario para seguir y utilizó ese tiempo para aprender inglés. Su actitud y determinación lo prepararon para llegar a los Estados Unidos, estudiar, obtener una licenciatura en Administración de Negocios y tener su compañía Internacional de Telecomunicaciones entre el 2006 y el 2013.

Junto con su éxito, Frank conservaba viva la llama de su lucha contra las injusticias, por lo que se decide a estudiar leyes en la Universidad de St. Thomas buscando doctorarse y especializarse en Ley de Tasación Tributarias, utilizando esta última especialización para ayudar a la comunidad y participar anualmente en el programa VITA que auspicia el IRS.

Todo el conocimiento que obtiene, Frank lo utiliza para atacar la corrupción a niveles gubernamentales debido a que eso afecta la sociedad en general.

Frank participará en las próximas elecciones del 2020 como candidato al Congreso de los Estados Unidos de América, por el distrito del congreso número 27.

La unidad familiar, las drogas en escuelas, los abusos de discreción de las cortes, las ayudas a nuestras personas de la tercera edad, la protección de la primera y la segunda enmienda, y la lucha contra el socialismo que día a día invade nuestra ciudad escondido tras la máscara de una falsa justicia social que ataca al espíritu empresario y competitivo que se requiere para progresar y continuar creciendo, son algunos de los temas que ocupan a Frank como hombre, padre, esposo y como un ciudadano más de los EE.UU.

Como buen cubano, Frank quiere servirle a su comunidad obteniendo mejores resultados en la lucha contra la dictadura que somete al país y que, sostenidamente, desde hace 60 años le roba la dignidad a la población al haberla acorralado y obligado a aceptar convertirse en un centro de turismo sexual, prostitución y pedofilia para poder sobrevivir.

Frank promoverá legislaciones inteligentes que logren un mayor aislamiento de Cuba así como sanciones más duraderas hacia el régimen de las que los futuros gobiernos no puedan escapar tan fácilmente, hasta tanto sea efectiva y sostenible la vida con respeto a las libertades individuales en el ejercicio de una Democracia Verdadera.